Doce tendencias que amenazarán la seguridad en 2017

Incremento de los ataques DDoS y exploits contra sistemas virtualizados y cloud son algunas de las amenazas, según indican desde Sophos

20 December 2016 por Celia Villarrubia - Datacenter Dynamics

Durante 2016 hemos sido testigo de un gran número y variedad de ciberataques; desde un DDoS de perfil alto tomando el control de cámaras de seguridad a través de Internet hasta el presunto hackeo durante las últimas elecciones de los Estados Unidos.

También ha habido un incremento significativo de las filtraciones de datos, grandes compañías, pequeñas organizaciones y usuarios de cualquier tipo se han visto afectados por pérdidas de información.

Con el año casi terminado, desde Sophos han analizado y evaluado cómo impactarán estas y otras tendencias durante 2017.

 

1. Incremento de los ataques destructivos DDos a IoT.  Se espera que los cibercriminales encuentren fácilmente la manera de ampliar su alcance debido al gran número de dispositivos IoT que contienen un código obsoleto basado en sistemas operativos mal mantenidos y aplicaciones con vulnerabilidades conocidas.

Es de esperar que se den exploits de IoT, una mayor capacidad de predicción de contraseñas y más dispositivos IoT comprometidos utilizados para ataques DDoS o tal vez para atacar a otros dispositivos conectados a la red.

 

2. Sustitución de exploits por ataques sociales dirigidos. Los ciberdelincuentes están mejorando en la explotación del eslabón más débil: el ser humano. Los ataques cada vez son más sofisticados y convincentes e intentan confundir a los usuarios para que comprometan su propia seguridad.

Estos ataques de phishing ya no se pueden considerar como simples equivocaciones del usuario.

 

3. Infraestructuras financieras bajo mayores riesgos de ataque. El uso del phishing sigue creciendo. También se esperan más ataques a infraestructuras financieras críticas (como el ataque de instituciones conectadas a SWIFT que costaron al Banco Central de Bangladesh 81 millones de dólares en febrero).

 

4. Explotación de la infraestructura intrínsecamente insegura de Internet. Todos los usuarios de Internet están a merced de antiguos protocolos que datan de su creación y su ubicuidad los hace casi imposibles de renovar o reemplazar. Estos protocolos arcaicos están a veces sujetos a graves fallos.

Los ISP y las grandes empresas pueden tomar algunas medidas como respuesta, pero éstas no pueden prevenir un daño grave si los individuos o los estados optan por explotar los fallos de seguridad más profundos de Internet.

 

5. Incremento en la complejidad de los ataques. Los ataques agrupan, cada vez más, múltiples elementos técnicos y sociales, y reflejan un examen cuidadoso y continuado de la red de la empresa que será víctima.

Los atacantes comprometen varios servidores y endpoints mucho antes de que empiecen a robar los datos o actúen de forma agresiva. Controlados por expertos, estos ataques son estratégicos, no tácticos, y pueden causar mucho más daño.

 

6. Más ataques con lenguajes y herramientas de administración integradas. Se observan más exploits basados en PowerShell, el lenguaje de Microsoft para automatizar las tareas administrativas. Como lenguaje de scripting, PowerShell evade las contramedidas centradas en ejecutables.

También se ven más ataques que utilizan técnicas de penetración y otras herramientas administrativas que ya existen en la red de la víctima, sin necesidad de infiltrarse y no levantando sospechas.

 

7. Evolución del ransomware. A medida que más usuarios reconocen los riesgos del ataque de ransomware por correo electrónico, los cibercriminales están explorando otros métodos.

Algunos están experimentando con un malware que vuelve a infectar más tarde, mucho después de que se pague por rescatar los datos, y algunos están empezando a usar herramientas integradas y sin malware ejecutable en absoluto, para evitar la detección por código de protección endpoint que se centra en los archivos ejecutables.

Los autores de ransomware también están empezando a usar técnicas distintas de cifrado, por ejemplo, eliminar o dañar los encabezados de los archivos. Y, por último, con el ransomware "antiguo" que sigue flotando por la web, los usuarios pueden ser víctimas de ataques que no pueden ser resueltos porque el método de pago del rescate ya no sigue activo.

 

8. Aparición de ataques de IoT personales. Los usuarios de dispositivos IoT en casa pueden no notar ni incluso advertir que sus monitores de bebé son secuestrados para atacar la web de otra persona. Pero, una vez que los atacantes se hacen con un dispositivo en una red doméstica, pueden comprometer otros dispositivos, como ordenadores portátiles que contienen datos personales importantes.

Se prevé que esto suceda más veces, así como más ataques que utilicen cámaras y micrófonos para espiar los hogares de la gente.

 

9. Crecimiento de malvertising y corrupción de ecosistemas de publicidad online. El malvertising, que propaga el malware a través de redes de anuncios online y páginas web, ha existido desde hace años. Pero en 2016, pudimos ver mucho más.

Estos ataques ponen de relieve mayores problemas en todo el ecosistema publicitario, como el fraude de clics, que genera clics de pago que no se corresponden con un interés real de clientes.

 

10. La desventaja del cifrado. A medida que el cifrado se vuelve omnipresente, es mucho más difícil para los productos de seguridad inspeccionar el tráfico, haciendo que para los cibercriminales sea más fácil pasar de forma furtiva a través de las detecciones.

Los productos de seguridad tendrán que integrar estrechamente las capacidades de red y de cliente, para reconocer rápidamente los incidentes de seguridad después de que el código se descifre en el punto final.

 

11. Aumento del enfoque en exploits contra sistemas virtualizados y cloud. Los ataques contra hardware físico plantean la posibilidad de nuevas explotaciones peligrosas contra los sistemas cloud virtualizados.

Los atacantes pueden abusar del host u otras máquinas virtualizadas que se estén ejecutando en un host compartido, atacar los privilegios y posiblemente acceder a los datos de otros.

Por otro lado, a medida que Docker y todo el ecosistema de contenedores (o "sin servidor") se vuelvan más populares, los atacantes buscarán cada vez más descubrir y explotar sus vulnerabilidades de esta relativamente nueva tendencia informática.

 

12. Ataques técnicos contra estados y sociedades. Los ataques tecnológicos se han vuelto cada vez más un tema político. Hoy en día, las sociedades se enfrentan cada vez más a la desinformación, como son las noticias falsas y a sistemas de votación comprometidos en su seguridad. Por ejemplo, se ha demostrado que los ciberataques podrían permitir a un mismo votante repetir el proceso de votación varias veces de manera fraudulenta, sin ser descubierto. 

CONÉCTESE A DCD

INGRESE


¿OLVIDÓ SU CONTRASEÑA?

CREAR UNA CUENTA DCD

¿Necesita personal cualificado?

REGIONES

region LATAM y España North America Europe Em Português Middle East Africa Asia Pacific

Whitepapers VER TODO